Aprender a Pensar

Repensar la Educación

¿Hay algo de química en nuestras vidas?

Nuria

Química en la cocina: Tomate frito

escrito el 15 de octubre de 2010 por en General

Aquel día venían unos amigos a casa a comer y pensé en cocinarles unos macarrones con salsa de tomate.

Tenía todos los ingredientes preparados: macarrones, cebolla, salsa de tomate,sal, agua, aceite y queso rallado.

Mientras hervía los macarrones aderezados con aceite y una pizca de sal, me disponía a preparar la salsa de tomate.

Puse la sartén al fuego eché el tomate y empecé a remover…

Si no removía,el tomate empezaría a saltar y la cocina se quedaría hecha una porquería.

¿Tiene esto algún porqué científico?      ¡¡¡¡¡¡SI!!!!!!

Explicación:

La salsa de tomate tiene una viscosidad más alta que el agua o incluso el aceite. Es decir, el tomate tiene un comportamiento entre sólido y líquido. Cuando está en la sartén, se comporta como si fuera un sólido.

Al calentar, la masa inferior (la más caliente) disminuye su densidad sin fluir lo suficiente como para que se creen corrientes de convección.

Se calienta mucho la parte inferior pero no la superior, de forma que se alcanzan elevadas temperaturas generándose burbujas de agua que deforman la masa del tomate hasta llegar a romperlo.

¡Chof, chof! Salpicadura!!

Conclusión:

Si removemos , generaremos corrientes de convección que “repartirán” la temperatura por todo el tomate, evitando que éste salpique.

 


seguir leyendo...

La respuesta

escrito el 13 de octubre de 2010 por en General

¿Hay algo de química en nuestras vidas?

¡¡jajaja!! No pretenderá el presentador que piense que la hay!.

Ya, lo que faltaba!-Gritó Elena.

Mira a tu alrededor… Observa… Toca… – Dijo el presentador

Todo lo que está a tu alcance “contiene” química. Hasta usted mismo, puede     tener más o menos “química” con algunas personas.

Seguro que tiene algún compañero que “liga menos que el Helio” (el Helio es     un gas noble que no se une con ningún otro elemento)

O quizá, su compañero sea “más pesado que el plomo”.

También puede ser que el libro que se está leyendo sea muy “denso”.

¿Se le ha oxidado algún objeto?

¿Por qué se le ha puesto la plata negra?

¿Toma bicarbonato para neutralizar su acidez?

¿Por qué nos lloran los ojos al cortar cebolla?

¿Por qué se pegan las tortillas a unas sartenes y a otras no?

¿Por qué…?¿Por qué…?¿Por qué…?¿Por qué…?¿Por qué…?¿Por qué…?

Y todos esos porqués hicieron reflexionar a Elena y a otros tantos escépticos como ella.


seguir leyendo...

Una pregunta cambió su vida

escrito el 7 de octubre de 2010 por en General

Aquel día algo cambió en Elena.

Cambiando de canal encontró un programa entretenido. Si, de estos en los que los presentadores visten con bata blanca y llevan unas gafas parecidas a las de bucear queriendo parecer  científicos locos… Y es que, por suerte o desgracia, ahora está de moda “experimentar” en televisión…

Estaba muy aburrida, con aquel programa conseguía desconectar, pero, una pregunta muy sencilla le hizo retomar su atención.

“¿Hay algo de química en nuestras vidas?”


seguir leyendo...

Día a día II

escrito el 7 de octubre de 2010 por en General

La vida de Elena es la normal, ¿no?

Más o menos todos llevamos a cabo el mismo tipo de actividades a lo largo del día: Levantarnos temprano para ir a trabajar, comer, retomar nuestro trabajo, ver la televisión o leer algún libro, relacionarnos con nuestros amigos…

Entonces, podríamos preguntarnos lo siguiente: ¿A qué se debe esa pregunta? ¿Es que no son todos los días iguales?


seguir leyendo...

Herramientas ‹ ¿Hay algo de química en nuestras vidas? — WordPress

escrito el 7 de octubre de 2010 por en General

Herramientas ‹ ¿Hay algo de química en nuestras vidas? — WordPress.


seguir leyendo...

Día a día

escrito el 7 de octubre de 2010 por en General

Elena, se Licenció en Derecho hace 5 años.

Desde hace dos, trabaja en un despacho llevando temas muy interesantes sobre Derecho Civil.

Cada día su despertador la despierta a las 7.00h de la mañana, se da una ducha, toma su desayuno y coje el coche hasta llegar al trabajo.

Allí la mañana se le pasa volando. Últimamente tiene un volumen elevado de papeles sobre la mesa.

Come rápidamente un sándwich y sigue trabajando.

Su jornada laboral termina a las 19.00h.

Entre semana suele cenar y ver una película antes de acostarse. A partir de los Jueves, cambia la rutina y sale con sus amigos a tapear.

Cuando llega el domingo está cansada y solamente le apetece estar en casa. Prepara sus cosas por la tarde y se acuesta temprano.

Pero… ¿Es su día a día igual que el de los demás?


seguir leyendo...

¡Hola, mundo!

escrito el 5 de octubre de 2010 por en General

Bienvenido a www.aprenderapensar.net. Esta es tu primera entrada. Introduce tus claves, inicia tu sesión y haz clic en >>editar<< para borrarla (pinchando en Borrar) o modificarla escribiendo lo que quieras. ¡Ya puedes empezar!


seguir leyendo...

Aprender a Pensar